16/1/10

Mi mentira.

¿Quién no ha mentido nunca?
A lo largo de la vida todos hemos mentido alguna vez, ya sea para impresionar a alguien, o para sentirnos más seguros ocultando nuestras inseguridades, en las primeras impresiones nunca nos mostramos tal y como somos, tenedremos miedo al rechazo.
Me resulta bastante curioso buscar la seguridad en una mentira o en ocultar parte de la verdad.
¿Es realmente necesario hacer este tipo de cosas?
Tengamos en cuenta que las mentiras tienen las patas muy cortas, al final esto termina pasandote factura, te delantan, o te delatas, con el tiempo terminas comportandote tal y como eres, maldita inseguridad, nos hace perder mucho, tiempo, relaciones, amigo, o al menos el comienzo de quizás una amistad.
¿Por qué escondemos los defectos?
No son a caso virtudes únicas y propias de la persona, es lo que no nos hace igual al resto, para mí son más necesarias las carencias, que las virtudes, porque ¿a caso nos es bonita una amistad en la que los implicados se complementen y unidas sean como una sola persona?

"Liar, liar" (1996) de Tom Sadyac.

13/1/10

Mi sucio secreto...

Todos tenemos cargas, pero no pienso cargarlas en la espalda de nadie, todos tenemos limitaciones, y hay que aceptarlas.
Si buscas a alguien que te de una palmadita en la espalda cada vez que hagas algo bien, o su simple aprobación, siempre la necesitarás y nunca podrás hacer nada por ti mismo, dudarás siempre de ti, nunca serás independiente, sino dependiente de un mentor idealizado creado por ti.

"Scrubs, mi catalizador." (2001-...) de Bill Lawlence.

Si yo fuera rica...

Dicen por ahí que el dinero no te da la felicidad, aunque si te ayuda a hallarla... Sí, bueno es cierto que una persona que no tiene ni para comer quizás no sea del todo feliz, pero quien sabe, a lo mejor no lo necesita, le es suficiente con el cariño de su familia, sus amigos, y lo q es más importante sentirse bien consigo mismo, saber que estas viviendo la vida que te corresponde de la manera que quieres y con quien quieres.
Todos habremos soñado alguna vez con ser ricos, para poder hacer todo aquello con la que soñamos, para lograr nuetras aspiraciones en la vida, pero, qué es más importante, ¿el hecho de hacer algo que te gusta solo, sin compañia, o cualquier otra cosa rodeado de la persona que más aprecias? Creo que la pregunta se contesta sola, ¿no? porque no es lo que tienes, si no lo que eres.
Si yo fuera rica... y estuviera en mi mano poder ayudar a quien lo necesite, aunque suene a tópico, creo que elegiría el ayudar a cometer el acto más egoista de cerrar los ojos, mirar para otro lado, disfrutar el momento y olvidarme de la persona que necesita mi ayuda. Y tú, ¿qué harías?

"Ah! Si j'etis riche" (2002) de Gérard Bitton y Michel Munz.


6/1/10

Mi super ego.

Yo, yo, yo, yo, yo, yo, yo, sieeempre yo... porque, ¿Qué haría yo sin mí?... ¡Nada!
Es cierto, que pensar en uno mismo es muy importante e imprescindible, yo diría que una de las cosas más importantes en las que pensar, pero uno mismo no es el único componente de su vida, ¿no?, hay más personas, cosas, aficiones, etc. o al menos debería de haberlas.
Una persona que sólo y exclusivamente piensa en sí mismo, al final conseguirá hacer huir a todo aquel que se le acerque, porque no le escuchará, no le importarán sus problemas, le echara a base de groserías y borderias ... y un sin fin de razones por las que una persona demasiado egocéntrica se quedará sola...
Cuando necesite ayuda, no la encontrará, cuando necesite un amigo, no lo tendrá, cuando necesite hablar, nadie le escuchará, cuando necesite (...) así es que, ya sabes, se amigo de tus amigos, amante de tus amantes, se tú mismo y no te olvides de nadie, a no ser que quieras pasar el resto de tus días lamentando ¿por qué no lo hiciste en su día?

"Scrubs, Su historia" (2001-...) de Bill Lawlence.